La chiquillada, al acecho del presupuesto electoral

En Coahuila, partidos pequeños han sido tipificados como satélites de los partidos grandes, debido a que hacen alianzas a cambio de presupuesto y favores políticos; cuatro más buscan registro ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana

 

 

 

Lucía Sánchez

 

Con pompa y platillo, en agosto de 2010, se anunció en la ciudad de Matamoros, Coahuila, la formalización del Partido Primero Coahuila (PPC). Se contó la asistencia de Raymundo Fernández Flores y Gerardo Blanco Guerra, representantes del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), además de integrantes de miembros de los sindicatos de maestros de las secciones 35 y 38. Se anunció la adhesión de 39 mil militantes.

 

En esas mismas fechas, Jesús Contreras Pacheco, exmilitante del Partido Unidad Democrática de Coahuila y fundador del PPC, anunció ante los medios que no se contaba con candidato a gobernador, y que existía la posibilidad de una alianza con otro partido. Y así fue. Sin sorpresas, Primero Coahuila se sumó a la candidatura de Rubén Moreira Valdez, propuesto por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

 

Especialistas y miembros de la sociedad civil criticaron esta decisión, señalando que lo único que se buscaba al iniciar este partido político eran beneficios y prebendas. Es este mismo camino el que se recorre en 2012, debido a que otros cuatro partidos buscan un registro oficial ante el IEPC. Estos son: el Partido Joven, el Revolución Coahuilense, el Progresista de Coahuila y el Campesino Popular.

 

Estos intentos de acreditar nuevos partidos en la entidad no responden a una pluralidad de ideologías, señala Nelly Herrera Rodríguez, integrante de Alianza Cívica, sino al interés de vivir del presupuesto público y recibir prebendas: “Sólo quieren juntarse con el grandote, a ver qué van a ganar. Esos partidos no sirven para nada, sólo para vivir de los impuestos. No están en capacidad de competir y no hacen nada para que la ciudadanía adquiera una mayor conciencia cívica”, afirma.

 

La activista propone que se prohíba a los partidos de nuevo registro aliarse con los más grandes, al menos por un proceso electoral, para hacer constar su compromiso con la ciudadanía y que son capaces de poner un granito de arena en la construcción de la democracia en el estado. “Que primero vayan solos, y cuando hayan demostrado que pueden lograr los porcentajes que les permitan seguir, y que pueden competir y ganar algunos puestos como presidencias y regidurías, podrían hacer coaliciones”, dice.

 

Carlos Orta Canales, presidente estatal del Partido Acción Nacional (PAN) en Coahuila, ha expresado a los medios de comunicación que al menos tres de los partidos que buscan registros son paleros del PRI. “Sabemos quién está detrás de cada uno de ellos. No voy a coartarle los derechos a quien realmente quiera formar una agrupación política, pero por lo menos tres van a ser del PRI, lo digo abiertamente y sin tapujos.

 

Hay partidos que se están creando con el único propósito de restarle fuerza a la única oposición existente en Coahuila que se llama Acción Nacional”, afirma. Esto, teniendo como antecedente que desde su fundación el Partido Primero Coahuila, indicó que jamás haría alianza con el PAN, argumentado diferencias ideológicas.

 

“No se vale que partidos satélites del PRI sean paleros –lo hemos visto en el Congreso– para tener ellos amplia mayoría”, señala Orta Canales. Agrega que esto trae como resultado que las decisiones del rumbo del estado y municipios recaen en un solo partido, situación que entorpece la rendición de cuentas, transparencia y equilibrio.

 

A esto, Nelly Herrera coincide en algunos puntos: “Esto quedó demostrado en el tema de la adquisición de la deuda pública durante el gobierno estatal anterior, lo vimos con la deuda que nos dejaron, sólo el PAN se opuso, los demás partidos no dijeron nada, votaron a favor, y ya no dicen nada”, expresa.

 

De aceptarse todos los registros, se podría llegar a sumar siete partidos con registro estatal que participarán en la contienda electoral de 2012, en donde se elegirán 38 ayuntamientos.

“Con la reforma que hicieron el año antepasado, que pusieron las candidaturas independientes a funcionar hasta 2016, es más fácil crear un partido que anunciar un candidato independiente, por todos los trámites”, señala Herrera Rodríguez.

 

Reformas, a esperar

 

El Congreso de Coahuila aprobó en septiembre de este año una reforma al Código Electoral Estatal, en la cual se incrementa del 0.26 al 1.5 el porcentaje de militantes respecto al padrón electoral que deberán comprobar las asociaciones políticas para poder convertirse en partidos estatales. La iniciativa fue presentada por los diputados José Refugio Sandoval Rodríguez, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM); Edmundo Gómez Garza, de Acción Nacional; Simón Hiram Vargas Hernández, del Partido Nueva Alianza (Panal); Samuel Acevedo Flores, del Partido Social Demócrata (PSD) y Evaristo Lenin Pérez Rivera, de Unidad Democrática de Coahuila (UDC). En la exposición de motivos, se argumentó que se desea evitar la sobrerrepresentación de partidos políticos en los procesos electorales.

 

Sin embargo, el 14 de octubre de 2012, el gobernador Rubén Moreira Valdez notificó al Congreso del estado que no es posible publicar en el Periódico Oficial las recientes reformas que aprobó para modificar el Código Electoral, en virtud de la proximidad del inicio del proceso electoral.

 

El coordinador de la Comisión de Gobernación, el diputado Ricardo López Campos, explicó que el argumento expuesto por el gobernador es el Artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, relativo a que tres meses antes del inicio del proceso electoral no es posible hacer cambios a la legislación electoral y que se puedan aplicar en los comicios siguientes.

 

La Constitución indica en el Artículo 105 fracción II: “las leyes electorales federal y locales deberán promulgarse y publicarse por lo menos noventa días antes de que inicie el proceso electoral en que vayan a aplicarse, y durante el mismo no podrá haber modificaciones legales fundamentales”.


Es así que las modificaciones al Artículo 30, en lo referente a los requisitos para formar nuevos partidos políticos, y los Artículos 229 y 232, en los que se propuso anular el registro del candidato o de votos cuando se excedan los topes de gasto de campaña, tendrán que esperar a que pase la elección de 2013.

 

De acuerdo con datos oficiales de julio de 2012, el padrón electoral de Coahuila tiene poco más de 2 millones 15 mil electores, por lo que la militancia activa que deben demostrar las asociaciones políticas pasaría de 5 mil a 30 mil afiliaciones.

 

Además, se había incluido en las modificaciones un agregado que no aparecía en el proyecto original y que no había sido discutido: un agregado al Artículo 45 que eleva el porcentaje de salario mínimo a multiplicar en la fórmula que el IEPC debe utilizar para calcular el presupuesto anual de los partidos. De esta manera, el cociente sube del 25 al 35 por ciento, lo que equivale a más presupuesto para los partidos políticos en 2013 en comparación con 2012.

 

Los aspirantes

 

El Partido Joven está liderado por Édgar Puente, quien fuera precandidato a gobernador por el Partido Convergencia (ahora Movimiento Ciudadano). La mesa directiva está compuesta por exmilitantes de otros partidos, siendo Diego Fernando Muñiz Morales, también exmiembro de Convergencia, el presidente. Afirman ya tener el registro oficial ante el IEPC, lo cual niega dicho instituto, ya que según el artículo 30 del Código Electoral, no hay fecha para que el IEPC dé el dictamen de creación para el nuevo instituto político.

 

Puente afirma que el Partido Joven no es un partido familiar y que sería autosuficiente, es decir, se mantendría con el dinero de sus afiliados y no obtendría recursos de parte del gobierno. Asegura que aún no tiene posibles candidatos, pero que sí participarían en las próximas

elecciones para presidente municipal en 2013. Puente niega ser opción como candidato a alcalde. El Partido Joven aseguraba tener 15 mil militantes al inicio de sus solicitudes. Sin embargo, al momento del acta constitutiva, el Instituto Federal Electoral sólo reconoció 5 mil 269, lo cual cumple con los requisitos de la legislación actual.

 

El Partido de la Revolución Coahuilense nace a raíz del Colectivo Morelos, en la ciudad de Torreón, Coahuila. Afirman tener como finalidad crear una nueva corriente política de izquierda, y está conformado por exintegrantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Partido del Trabajo (PT); tiene registrados a más de 10 mil simpatizantes.

 

Abundio Ramírez Vázquez integrante del Colectivo Morelos, ha manifestado que el estado requiere una alternativa que opere bajo el sentido social, sobre todo para que se genere una nueva opción al considerar que en las pasadas elecciones federales, mucha gente no votó por los partidos tradicionales como el PRI, PAN y PRD.

 

La dirigencia Estatal de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) entregó el 27 de septiembre ante el IEPC todos los documentos establecidos en la Ley Electoral de Coahuila, para que el Partido Campesino Popular (PCP) obtenga el registro estatal como partido, a fin de participar en las elecciones de alcaldes del próximo año en la entidad. “No queremos regalos ni dadivas, solamente queremos que para obtener el registro del PCP, se haga aplicando lo que establece la Ley”, dice Jorge Luis López Cepeda, militante.

 

Por su parte, el partido Progresista de Coahuila está ligado al Movimiento de Izquierda Libertaria, impulsado por el diputado federal petista, Gerardo Fernández Noroña.

 

En Coahuila hay actualmente 10 institutos políticos, de los cuales siete tienen representación nacional, como el Partido Revolucionario Institucional, el Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática. Asimismo, los Partidos del Trabajo, el Movimiento Ciudadano, el Partido Nueva Alianza y el Partido Verde Ecologista de México. Sólo tres tienen representación estatal, que son el Partido Socialdemócrata de Coahuila (PSD), el Partido Primero Coahuila (PPC) y el de Unidad Democrática de Coahuila (UDC). Con la legislación actual los partidos políticos contarán con un presupuesto de cerca de 31 millones de pesos.

 

 

 

 

Fuente: Contralínea Coahuila 10 / diciembre 2012

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Contralínea Coahulia / Diciembre2012

VIDEOS

 

 

 

BÚSQUEDA

Escribe el tema o autor que buscas en nuestro archivo.


 

 

 

 

   

MAPAS DE CONTRALÍNEA:

     
Buzón

CONTRALÍNEA EN LOS ESTADOS

 
Coahuila
 
Durango
 
Guerrero
 
Nuevo León
 
Tamaulipas
 
    Portada Contralínea